martes, 12 de junio de 2012

Lasaña de espinacas

Hace mucho tiempo que quería hacer una lasaña de espinacas, pero siempre acababa por hacer esta verdura en tortilla, en ensalada, en hojaldre (cosa que me encanta) o cocidas con patatas.

Así que por fin, me he decidido a hacer la lasaña.






Ingredientes para el relleno:

-1 manojo de espinacas frescas
-1 cebolleta
-1 puñado de pasas sin hueso
-4 tiras de bacon ahumado
-1 paquete de placas de lasaña precocidas
-pimienta blanca molida
-sal

-queso brie (se incorpora al final, en el montaje)
-queso rallado para gratinar (para gratinar)
-un poco de mantequilla (para gratinar)

(Respecto a las placas de lasaña, es la primera vez que las compro así porque quería probarlas. Os  ahorráis el tener que cocerlas y secarlas en paños, pero me resultan más jugosas cuando las cuezo yo).


Lo primero de todo es cortar la cebolleta bien picada, dorarla a fuego lento y una vez esté transparente, subir el fuego y agregar el bacon a tiras, las pasas, un poco de sal y pimienta blanca,  y después de un par de minutos, las espinacas previamente cocidas en agua con sal y bien escurridas. Saltear unos minutos y apagar el fuego.





Ingredientes para la bechamel:

-25 grs de mantequilla
-1 litro de leche
-harina de trigo integral
-pimienta negra molida
-nuez moscada
-sal



En una cazuela mediana, poner la mantequilla a deshacer y váis agregando la harina poco a poco (no la suelo pesar, la voy agregando poco a poco  y lo mezcláis con la varilla, hasta que quede espesa. Es muy importante que se mezclen bien para que la bechamel no tenga sabor a harina. El siguiente paso, es ir agregando la leche, sin dejar de remover, hasta que tengáis la espesura deseada y dejaréis de añadir cuando tengáis la cantidad que queráis. Lo que os recomiendo es que la textura sea bastante clara, ya que al ponerla en el horno, por la alta temperatura, esta se espesará. Solo falta añadir la sal, la nuez moscada y la pimienta negra en la cantidad que más os guste.

Y por último, le agregáis un poco de la bechamel al relleno, para que este tenga más consistencia y cremosidad.





Es hora de montar la lasaña. En este caso, he comprado unas bandejas de aluminio desechables y he hecho dos lasañas. Por supuesto, si preferís hacer una sola, os quedará más alta y con más cantidad, pero estará igual de buena. Se untan con mantequilla y como las placas son precocidas, se ponen directamente sobre las bandejas, cubriéndolas por completo. Se agrega una capa fina del relleno, una fina de bechamel, otra capa de placas, otra del relleno con las lonchas de brie, otra capa fina de la bechamel, la última capa de placas y por último, el resto de la bechamel, el queso rallado y encima de este, un par de tacos de mantequilla.


Este tipo de placas precocidas, deben estar 25 min. en el horno, en la parte inferior y aprox. a 180º, para que se acaben de cocinar. Si véis que se empieza a dorar demasiado el queso y le falta tiempo para terminar de hacerse, podéis taparla con papel de aluminio.


Como se ve en la foto de arriba,  están muy doraditas. La mantequilla encima, ayuda a dar ese aspecto.



Un saludo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme, me encanta!!!
Gracias por dedicarme tu tiempo...

Bienvenid@s a mi blog!

Mi foto

Mi momento perfecto es junto a la chimenea, con la persona que quiero, un buen libro, y mirando la cara agradecida de mi mascota, mientras se cuece un bizcocho en el horno...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *